14 de mayo de 2007

Lo que queda que es poco



Siempre dije que no es fácil la aceptación de lo distinto. Por ello arengo a todos los microbios a parecerse más a mí, a pudrirse en lo fundamental de mi sabor. Así y solo así será un poco más justo.