21 de diciembre de 2007


Con tanta letra no puedo distinguir si la palabra se dice o se escribe.
Yo por las dudas gesticulo de más,
miro con desconfianza,
río tímidamente
y cada tanto muestro todos los dientes.
De tanta señorita arremolinada,
parece como si se oxidara el aire