22 de diciembre de 2006

Bailemos hasta el punto azul,
Hasta el estómago revuelto,
Hasta la palabra sin palabra,
Hasta la caricia sin mirada.
En tu paso firme de mujer estridente,
Me detengo a escuchar tu resonar.
Y es que a esta distancia se oye cómo las notas forman la silueta de tu melodía.
No quiero construir alfileres de carne, ni separaciones de metal.